Un minuto de silencio como protesta por los últimos episodios de violencia

13 diciembre 2019

Los sucesivos de las dos federaciones interinsulares de Canarias protagonizarán una "acción de protesta", consistente en la paralización del partido cuando se cumplan cinco minutos de juego, en la totalidad de los enfrentamientos programados para este fin de semana en las distintas competencias de alcance autonómico .

Con esta obligación, en la que se espera la máxima colaboración de todos los equipos (tanto jugadores, como cuerpo técnico y aficionados), el colectivo arbitral expresará "su total repulsión y condena" a los delegables eventos de agresiones e insultos que se han registrado en las últimas semanas en distintos terrenos del juego de Canarias. El episodio de mayor trascendencia médica tuvo como protagonista a una colegiada menor de edad poco antes de finalizar un encuentro de Primera Categoría Regional en el sur de la isla de Fuerteventura.

La protesta arbitral consiste en la paralización del partido en el minuto 5, momento en el que se guardará un minuto de silencio, de pie y en el lugar en el que el colegiado y sus asistentes se encontrarán.