FÚTBOL SALA: Guillermo Rodríguez González, nuevo árbitro de Segunda División

29 julio 2020

El Comité Tinerfeño de Árbitros y, por supuesto la Federación Tinerfeña de Fútbol, están de enhorabuena, pues hace unos minutos le dieron la buena noticia de que el joven árbitro Guillermo Rodríguez González, es nuevo árbitro de Segunda División de Fútbol Sala.

Guillermo Rodríguez González, con apenas 22 años, fue jugador del Salesianos de La Orotava y lleva tres temporadas en el arbitraje. La alegría por el ascenso es generalizada, pues desde hace 20 años que ningún árbitro tinerfeño ascendía a Segunda División, el último fue Juan Manuel García, conocido por Nel -en la imagen el veterano y su relevo-, que precisamente, por la edad ha tenido que retirarse de Primera División en esta recién terminada campaña y lleva la dirección técnica del arbitraje en Tenerife desde hace casi tres temporadas. También hay que destacar la labor de Antonio Mendoza, que ahora es vicepresidente del colectivo arbitral tinerfeño tras reunificarse la parcela de fútbol sala con el resto del fútbol.

El nuevo colegiado de Segunda División, Guillermo Rodríguez González, recibió la comunicación de su ascenso con una alegría inusitada. "Estoy muy feliz por el ascenso. Es el primer paso para seguir sumando".

El joven árbitro orotavense lleva tres años pitando. "Fuí futbolista de Sala durante diez años y lo dejé por los estudios en la Universidad -hace la carrera de Turismo-, pues no lo podía compaginar con los horarios y me desvincule, pero siempre me ha gustado el fútbol sala y hace tres años volví pero como colegiado".

Guillermo recuerda que "me hice árbitro por hobby y me fue gustando, además conté con el apoyo de la gente del colectivo y al final lo convertí en prioridad". Añadió a la cuestión de qué le supone este ascenso: "es la culminación de un gran trabajo. Los ascensos son el primer paso para seguir con los proyectos".

También reconoce el trabajo que se hace en el Comité de Árbitros. De Antonio Mendoza, como dirigente, como de Juan Manuel García, Nel. Al respecto decía que "ser el relevo de Nel, que tiene que dejar el arbitraje ahora con todo lo que ha conseguido, es una responsabilidad y un orgullo para mí, pues es mi referencia y tratar de conseguir lo que ha logrado él no será nada fácil", matizó Guillermo.

Para el colegiado la lista de dedicatoria y como él dice de agradecimiento es importante. "Por supuesto que se lo dedico a mi familia, pero quizás sea para mi más destacado los agradecimientos. Siempre me he sentido muy apoyado por el Comité de Árbitros. Les agradezco tanto a Nel como a Toño (Mendoza), que estuvieran pendiente de mí, preguntándome de cómo me encontraba tras un partido... son muchas cosas por lo que les estoy agradecido".

Guillermo considera que "las personas que tienen interés para iniciarse en el arbitraje les aconsejo que se acerquen a las delegaciones y verán como les gusta. Esto es una familia y se sentirá integrado desde el primer momento. Es evidente que le tiene que gustar. Aquí nos recuerdan que la humildad está por encima de todo, que nadie es mejor que nadie".